DANZATERAPIA, EL MOVIMIENTO QUE DESPIERTA LA CONCIENCIA

Mente, cuerpo y alma forman una unidad psicofísica e interactúan constantemente unas con otras. El movimiento y la postura influyen en el pensamiento y los sentimientos.

La Asociación Norteamericana de Danza Terapia (ADTA) define la Danzaterapia como “el uso psicoterapéutico del movimiento para promover la integración emocional, cognitiva, física y social de un individuo”. (ADTA, 2013)

“Recuperando el movimiento y la vivencia con nuestro cuerpo y con los demás, se producen cambios que se reflejan positivamente en nuestra salud y forma de relacionarnos, pensar, sentir y actuar. Todo esto enriquece nuestra experiencia y desarrollo personal”.
Donde la palabra no llega, con el movimiento sí podemos tener un canal de expresión y la danza es un canal de expresión a través del cual podemos manifestar nuestra interioridad.

El ser humano es una unidad de cuerpo, mente, emoción y espíritu, por ello, potenciando las capacidades corporales podemos llegar al equilibrio dentro de esta unidad.

Cuandanzaterapia zaragozado danzamos con este enfoque, la mente y el cuerpo trabajan juntos.  A través de baile, podemos identificar y expresar nuestras emociones más íntimas y no solamente aquellos sentimientos a la superficie.  Esto crea renovación, unidad e integridad.  Empezamos a desarrollar un lenguaje no verbal que ofrece información acerca de lo que está pasando en nuestros cuerpos. Precisamente esto, la información que recibimos (de nuestro cuerpo, movimiento, imágenes que vienen a la mente, la interacción con los demás…) en cada sesión de Danzaterapia es una de las cosas mas valiosas del trabajo que se realiza.

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE DANZATERAPIA?

Cada sesión es distinta, las hay más lúdicas, más relajantes, activas, integración de estas, todo depende del grupo o persona con la que se trabaje. Se usa la metáfora como herramienta para conectar con una misma y con las demás.

El juego que lleva a este descubrimiento comienza por despertar la sensibilidad que estaba adormecida, aumentando la capacidad de conocimiento sobre una misma para tomar conciencia de las diferentes zonas de nuestro cuerpo, y de las emociones que hemos podido aprisionar detrás de los pensamientos y creencias erróneas. A medida que permitimos que el cuerpo dance en libertad, guiados por las consignas y la música, vamos creando formas organizadas en el espacio­tiempo, creando una poética personal.

Al final de cada sesión se retoma la palabra, se escucha a aquellas personas que deseen compartir, asistiendo a los demás desde la escucha y la empatía, aprendiendo a sostener, aprendiendo a confiar. El grupo como rueda y como red, va desplegando sus acuerdos o intensificando la alegría, buscando ritmos y sincronías, que se desenvuelven en forma más armónica o más intensa, según lo que resulte necesario para el mayor bienestar y despliegue de los sentimientos en danza. Todo este proceso va siendo guiado y sostenido desde la facilitadora, con respeto y cuidado para que cada uno alcance sus más amplias posibilidades expresivas, y pueda cerrar en su baile, lo que ha aprendido en esa experiencia, sumando la palabra para comprender y completar.

¿CÓMO PUEDO PROBAR ESTE MÉTODO?

Actualmente facilito sesiones regulares de Danzaterapia en estos lugares:

Los lunes de 20:00 a 21:30 en el Centro Ama

www.centroamazaragoza.com/

Los jueves a las 20:30 en el Centro Social Comunitario Luis Buñuel

www.centroluisbunuel.org/

Los viernes de 11:00 a 12:30 en Yacarandar

www.yacarandar.com

Ponte en contacto conmigo si deseas recibir más información sobre alguno de estos grupos o talleres intensivos en la naturaleza. auroralerin.com/contacto/

 

danza integral danzaterapia

Si deseas mas información sobre la danzaterapia puedes visitar la web de la Asociación Profesional de Danzaterapia de Aragón, de la que soy miembro.

www.danzaterapiaragon.com

TRABAJANDO LOS LÍMITES

Hoy en el grupo de habilidades sociales para niños en Yacarandar (http://www.yacarandar.com/) hemos estado trabajando con los límites. Desde técnicas metafóricas como la creación de historias, la construcción de un espacio con cinta aislante en el suelo y, por supuesto, el diálogo terapéutico integrado en el juego. Aprovechamos cada situación espontánea de juego para aprender a poner límites a la otra persona, a respetarnos, a saber pedir ayuda. Es un placer trabajar con estos niños.

habilidades sociales niños

¿QUÉ ES LA TERAPIA? ¿PUEDE AYUDARME UNA PSICÓLOGA?

La terapia va dejando huellas, que se vean o no, nos ayudan a tener mas fuerza.

Podríamos decir que la terapia una ciencia y también un arte. Ciencia porque procede de procedimientos y conocimientos empíricamente contrastados, arte por su la sensibilidad, receptividad y originalidad a la hora de acercarse a las personas. Arte también ya que despierta la creatividad  poniéndola al servicio de la resolución de conflictos y problemas, y porque trata con la singularidad, con lo único e irrepetible que hay en cada ser humano.

cropped-cropped-caminodelmar.jpg

Soy de la opinión de que no se trata sólo de que los psicólogos apliquemos unas técnicas a un sujeto pasivo que se presenta con un problema o algo que le supone un problema, puesto que no existen soluciones únicas ni correctas en lo que concierne al drama humano. Cada ser es un mundo, y forma parte de la habilidad del terapeuta confiar en los recursos de la persona para que encuentre sus propias respuestas auténticas y creativas, con un poco de apoyo al principio y cada vez de manera más autónoma.

Mi trabajo como terapeuta es acompañarte para que cojas las riendas de tu existencia, para que ganes en calidad de vida, para que te hagas cada vez más consciente de ti y de lo que te rodea.

“Del apoyo al autoapoyo” significa ir del apoyo externo, en este caso de la terapeuta, a la capacidad de autosostenerte y autorregularte. Para ello el primer paso es que comprendas qué ocurre dentro de ti para que te sientas dividid@, perdid@, bloquead@, deprimid@, ansios@, etc. Posteriormente podrás conectar con cuáles son tus necesidades auténticas y luego movilizar los recursos para la toma de decisiones y el paso a la acción.

¿Para qué sirve hacer terapia?

Mi objetivo principal en la terapia es ofrecerte herramientas desde el conocimiento de lo que eres, para poder estar de otro modo en tu vida, eso no va a significar que vayas a ser feliz siempre, puesto que la vida está llena de frustraciones e imprevistos, sino que aprenderás a  atravesar el dolor de otro modo, de un modo que no te generará sufrimiento extra, sino crecimiento y expansión.

El objetivo del proceso terapéutico no es la felicidad o ser mejor, sino el tomar conciencia, crecer, darte cuenta de ti, sentirte en compañía, dejarte apoyar, poder mirar tu vida con otros ojos y progresivamente ir adquieriendo la habilidad de darte apoyo a ti mism@, sostenerte y ser consciente de lo que necesitas para que puedas, creativamente, diseñar formas de estar en la vida que te hagan sentir realizad@.

Tirando algunos mitos de la terapia

Una terapeuta o psicóloga no es alguien que sabe todas las respuestas. Creo que la terapia no se trata solamente de saber, sino de sentir y compartir, de encontrar juntos soluciones creativas desde una comprensión profunda de lo que te ocurre.

Desde el enfoque terapéutico que practico no se trata única y exclusivamente con el síntoma (ansiedad, depresión, miedos, bloqueos, sufrimiento…), sino con los procesos que subyacen a tales síntomas. Es decir, cuales son las dinámicas internas y externas que te acorralan  y te producen sufrimiento. Por ello, la terapia no consiste en recibir un consejo para solucionar un problema, (no es como tomar una pastilla para quitar la fiebre), sino que se trata de que elabores lo que te sucede, tomes conciencia. No es sólo eliminar los síntomas, sino también encontrar el origen.

Es importante ser un agente activo, y el curso y profundidad que tenga la terapia  dependerá de cuanto estés dispuest@ a arriesgar, a abrirte, a irte hacia dentro de ti, a confrontarte. Este es un proceso que puede requerir tiempo, por ello es importante que no te presiones con exigencias sobre lo que deberías estar consiguiendo, sino que disfrutes del camino desde la curiosidad y el deseo de crecer. Simplemente hablar del tema que te preocupa sin sentirte juzgado, sino en un entorno de aceptación incondicional con lo que hay, ya es de por sí terapéutico. A veces, es sólo cuestión de saber enfocar y el proceso terapéutico puede llevar tan sólo unas pocas sesiones.

¿Qué es estar bien psicológicamente?¿Puede ayudarme hacer terapia?

La salud psicológica tiene que ver con la toma de conciencia, la flexibilización del carácter, con recuperar la autenticidad y la coherencia de serte fiel a ti mism@, de amarte. Que te sientas bien en tu compañía, aprendas a dialogar contigo mism@ y a mediar en los conflictos que existen dentro de ti. Ello trae como consecuencia que te relaciones mejor, tomes decisiones que promuevan tu felicidad, te protejas, te movilices hacia tus objetivos, etc.

Visto de este modo necesitar terapia no significa estar loco, defectuoso, ni mucho menos enfermo. Todos podríamos necesitar ayuda profesional en un momento puntual de nuestra vida, y a casi todos nos vendría bien reflexionar sobre para qué nos comportamos como lo hacemos, y si realmente existe una alternativa a la frase “es que yo soy así”.

Los comportamientos que generan sufrimiento son de carácter aprendido y como tal, pueden desaprenderse. El carácter, si bien es difícil que pueda modificarse completamente, es susceptible de volverse más consciente y flexible, facilitando que puedas adaptarte de manera sana a las circunstancias y eventos que acontecen en tu vida.

Se hace camino al andar, y en terapia, además, el camino se hace entre dos.  Todos tenemos miedo a la incertidumbre, a lo desconocido, a salir de la zona de confort, sin embargo es en estos espacios en los que es posible el crecimiento, la flexibilidad, la madurez y la creatividad.